FANDOM


Es importante tener una buena autoestima, una buena forma de pensar y dentro de este contexto es importante tener un físico acorde a nuestras ideas, si nos preocupamos por nuestro bienestar general tenemos que tener en cuenta también el aspecto físico.

En este capítulo, el Dr. Pepe Cruz nos menciona algo de suma importancia, que es estar en concordancia tanto en mente como en cuerpo, es decir, que tanto nuestro pensamiento como nuestro cuerpo físico trabajen juntos para seguir el mismo objetivo que es nuestro bienestar.                      Nos menciona los cuatro ejes fundamentales de la autoestima corporal:

·           Descanso: en la actualidad nuestros ciclos de descanso se han visto afectados por el estilo de vida que manejamos, por el trabajo y por el entorno. Es importante aprender a dormir y conocer el ciclo de descanso adecuado para cada uno de nosotros pues no todos tenemos el mismo ciclo, aunque en general dicho ciclo se establece en 8 horas de descanso.

·         Nutrición: Tenemos que aprender a comer los nutrimentos y vitaminas necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo, como recomendación nos menciona la inclusión de frutos rojos en nuestra alimentación, eliminar grasas es otro punto importante, eliminar el azúcar de nuestra dieta es altamente necesario y es recomendable consumir el azúcar que de manera natural aportan la frutas.

·         Acción: Es necesario que cambiemos nuestro estilo de vida pasivo y lo transformemos en un estilo de vida hiperactivo en el que siempre tengamos actividad, ya sea caminar, hacer ejercicio, o simplemente estar en constante movimiento, una vida sedentaria es perjudicial para la salud pues deteriora paulatinamente nuestro sistema haciéndonos perder la movilidad, una recomendación es practicar tanto ejercicios aeróbicos como anaeróbicos pues tienen objetivos diferentes y necesarios para la salud

·         Imagen proyectada: Se dice que la carga de nuestros pensamientos se ve reflejada en nuestros rostros que si tenemos pensamientos deprimentes tendremos rostros deprimentes, una imagen proyectada tiene que ver con cómo nos relatamos hacia nosotros mismos y a los demás, un ganador se relata desde sus aspectos positivos siempre motivándose y resaltando lo mejor de ellos, un perdedor en cambio se relata desde el aspecto más oscuro y trágico de sí mismo lo cual evidentemente no tendrá buenos resultados.

El Dr. Pepe Cruz nos dice que el 80% de las enfermedades vienen de los malos relatos, es decir de la imagen que tenemos de nosotros y la que le damos a los demás, concluye recalcándonos “los pensamientos enferman, pero también sanan” (Dr. Pepe Cruz).