FANDOM


Ya se ha mencionado lo importante que es la autoestima en cada una de las etapas de nuestra vida, es todo un camino que hay que recorrer desde la infancia y en este caso  la adolescencia, tema que se ampliará a continuación.

En nuestra infancia nunca nos vemos solos, de alguna manera con mama, papa, abuelos, siempre vivimos esa primera etapa en acompañamiento, sobretodo nos acogemos de la figura materna pies siempre es vista como protección, en la segunda etapa de nuestra vida (la adolescencia) comienza la búsqueda de los inter-egos al relacionarnos con nuestros pares, nuestros semejantes en cuanto a edad, esto abre la visión del mundo pues descubres por primera vez lo que hay más allá del seno materno, en la etapa de 7-14 años nos enfrentamos a nuestros iguales, comenzamos a ver cómo sobrevivir en el mundo.

Dentro de esta trascendencia de las etapas entramos a la edad de 12-14 años, en esta edad se despierta la chispa de la curiosidad sexual, es indispensable que para estas alturas se tenga ya un encaminamiento apropiado a estos temas dentro de lo intrafamiliar, es importante que para esta etapa se cuente ya con un ambiente abierto en la familia, un ambiente seguro, un ambiente de protección y de buena autoestima porque esta es una de las etapas más difíciles y confusas para todos y todas las participantes, los hijos, los papas, los hermanos, todos estos elementos son lo más vital para una fuerte autoestima.

Considero esta etapa la más dura para una familia pues se tiene que prestar especial atención a los adolescentes, contestar todas sus inquietudes dentro del núcleo familiar para evitar que se inunden de malas ideas o percepciones de lo que en realidad implica toda esta etapa de cambios, es una etapa en la que se empieza a perfilar un carácter permanente del individuo y dependerá de quienes lo rodean la construcción propia de este carácter.